lunes, 31 de agosto de 2015

Semana 31, fiesta, gripe, vacunas y curso preparto

Hace días que no actualizo, pero es que además del viaje, me ha entrado una modorra y un cansancio bastante importantes en las últimas semanas. Fue entrar en el 3er trimestres y sentirme especialmente agotada. La semana trasanterior fue el cierre de la visita a Papisland con una gripe de campeonato, la pasada fue el jetlag y esta que empieza creo que estoy volviendo a la normalidad.

La fiesta de MiniPeque fue bonita y divertida, aunque para mi familia fue estresante hacer de anfitriones... ¡es que éramos casi 100 adultos y 20 niños! Aparte de lo bonito del encuentro, de la cantidad de abrazos y buen rollo que nos dejaron, entre todos los invitados nos dieron una buena cantidad de dinero que servirá para las cosas grandes: carrito, minicuna, silla del coche y a lo mejor hasta la cuna sale de ahí. O sea que muy bien por todas partes.



La gripe... tremenda. Lo peor fue regresar (10 horas en avión y luego 2 horas más) con el trancazo del copón y sin poder dormir. Estuve a punto de cambiar la fecha de regreso pero ya me la estaba jugando al viajar rozando la semana 30, además de que tenía tantas ganas de volver a casa que mira, hice de tripas corazón. Lo que me juré es que, si llego a tener un/a segundo/a niño/a, no haré ese viaje  tan avanzado el embarazo, ni de broma. Fue agotador.

Tuve cita con la ginecóloga, me dijo "nos hemos pasado 500 gramos" con su sonrisa tan dulce que da miedo. Pero no acabo de verlo, subí 1,5 kg que se supone que está bien, pero ella me apreta para que suba sólo 1 kg. El resultado de la analítica de hace unas semana salió bien a excepción de la glucosa... maldita glucosa. Al igual que hace unos meses, salió alterada por poquísimo pero me toca hacer la curva larga. Iré mañana por la mañana para salir de eso de una vez. Ah, en esta cita también me explicó que desde hace unos meses se manda la vacuna contra la tosferina a las mujeres embarazadas sobre las semanas 30-34 para proteger al bebé.

Entonces hoy fui al CAP a pedir información de cómo hacerlo, porque no me la ponían en la clínica. Y no hubo problema ninguno: fui por la mañana y me dieron hora para la tarde. La enfermera me la puso y listo. Pica un poco, la verdad, pero alguna ventaja tenía que tener hacerse una FIV... ¡vas curada de espanto con las agujas! Unas horas después me duele el brazo un poco, el músculo donde me inyectaron principalmente, pero me dijeron que es una molestia normal y que puede durar hasta una semana.

Hoy empecé el curso de preparación al parto. Pinta fatal, la verdad, jajajaja. Es que la matrona es simpática pero se pasó 1hr (de las 2) contando batallitas tan concretas que no pasaban de ser anécdotas más o menos interesantes. Cuando le hacían una pregunta, ella respondía preguntando quién era el médico de la mujer que preguntaba... y luego se pasaba hablando 3 minutos del estilo de ese médico en concreto. ¡Y a mí qué me importa el carácter del Dr Fulano o de la Dra Sutana? Cuando realmente se puso a explicar conceptos hizo algo que yo personalmente detesto: leer las páginas de la presentación de powerpoint que tenía. Digo yo que para leer ya podrían enviar la info por email y me lo miro por mi cuenta. Para colmo ni siquiera tiene pinta de que vaya a hacer contactos con otras chicas, porque el curso se empieza en cualquier sesión, la gente entonces va rotando, y es una auditorio en el que le vemos la cara a la matrona, pero entre nosotras más bien no.

En fin, un rollo.

Para acabar el post de hoy, yo a mis 31 semanas doy fe de que el embarazo pasa volando, no me puedo creer que en un par de meses vaya a tener a mi niño conmigo. Me parece muy fuerte y muy raro todo, es una aventura que empezó hace unos años y que ha costado tanto que es como una película. Le siento en la barriga y a veces me llego a emocionar. MiniPeque es un revoltosillo, y a mí me encanta. Se mueve bastante, aunque ya he notado ciertas pautas de sueño o descanso. Su hora favorita para moverse mucho sigue siendo la madrugada, algunas veces incluso me impide dormir, pero no me quejo... tiene fuerza y es divertido. Mr Rood y yo alucinamos porque responde a diversos estímulos: un día nos pasamos media hora jugando, Mr Rood le daba dos golpecitos suaves y MiniPeque respondía con dos patadas. Sigue siendo un gran fan de su padre, cada vez que pone la mano en la barriga o le habla se arma una fiesta en mi panza, y yo... yo me muero del amor.





6 comentarios:

  1. Me quedo con el final: ese MiniPeque dando patadas al oír a su papá. Ya lo he dicho muchas veces pero... que ganas tengo de que llegue ese momento y sentir a la habichuela! ^_^

    Un abrazo :D


    PD: espero que la gripe se haya ido pasando :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se fue pasando, aunque me parece que ahora tengo rinitis alérgica, pero es muy manejable!

      Eliminar
  2. Qué poquito te queda ya! Espero que las próximas clases preparto sean más entretenidas, yo las mías las disfruté un montón. Bueno, a cuidarse mucho y a disfrutar de esas pataditas tan lindas, que ya mismo lo tienes en brazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La última clase vino otra matrona y esta mola mucho más :) :) :)

      Eliminar
  3. Espero que hayas mejorado de esa gripe!! La verdad es que el embarazo pasa tan rápido que cuando te quieres dar cuenta ya estás a punto de irte al hospital...
    Yo no voy a ir a las clases de preparación al parto porque ya me contaron que las que imparte mi matrona no son precisamente buenas así que me quedo en casita a descansar.
    Disfruta de lo que te queda y descansa todo lo que puedas para recuperarte!! Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que reconocer que voy de chulita y sí que aprendo cosas, jejeje

      Eliminar