jueves, 12 de febrero de 2015

10 cosas de Reproducción Asistida que está bien saber

1. Pincharte es un poco caca de la vaca. Si te las administras tú misma mi consejo es: inhala profundo, exhala rápido y haz coincidir la exhalación con el pinchazo, mete la aguja con un movimiento rápido. Esto es como meterse a la piscina fría... a poquitos es mucho peor.

2. Prepárate, tu cuerpo será una máquina de fluidos. Con las inyecciones tendrás mucho flujo, con la progesterona tendrás residuos del óvulo. A veces bastará con un salvaslip, puede que necesites compresas. Es normal.

3. Es probable que te crezcan los pechos. Sí, hazte a la idea (hablando en plata) de que tendrás dolor de tetas y que se te hincharán. Mi consejo: aprovecha para comprar un sujetador con buen apoyo y de tela suave o combina el sujetador normal con el de deporte si tienes.

4. Hay momentos en que querrás apoyo y momentos en que te dará mucho por saco que te pregunten cualquier cosa. Hay que saber escoger la red de apoyo ANTES para equilibrar estos dos extremos (ver punto 10). Esto es personal, pero sólo quiero remarcar que a veces tienes la sensación de presión o de tener que dar explicaciones, la única manera de evitarlo es preverlo y mantener cierta discreción.

5. Quedarse embarazada es una lotería. Hay muchos factores en juego, muchas variables activas... la reproducción natural también es algo azarosa, pero como no es tan controlada pues ni nos enteramos. Lo que quiero decir es que cada embarazo -a pesar de lo que pueda parecer- es un milagro y una maravilla.

6. La punción ovárica suele ser un paseíto. Es más el estrés previo, porque es que ni te vas a enterar- La sedación -además- es la caña, yo no tuve tiempo a decir más que "Uala, qué viaje ¿no?" y pum, me fui.

7. Los doctores -aún los más amables- no dejan de ser científicos. No son tus amigos, aunque sean buenas personas. Lo digo porque lo mejor es no asumir que te tratarán de forma especial. Ahora, si te echas a alguna enfermera al bolsillo tu vida será más fácil (a mí me acompañaron a sacarme sangre cada vez)

8. En muchos sentidos un proceso de reproducción asistida es como estar embarazada, pero en realidad no lo estás. Y es normal, hay hormonas propias de la ovulación y el embarazo en el organismo.

9. Es imposible no obsesionarse con el tema. De hecho durante los días que dura el proceso difícilmente podrás pensar en otra cosa. Mi consejo: trabajar, estudiar algo, escuchar música, armar un puzzle. Algo que requiera tu atención al menos una buena parte del día.

10. Y... no estás sola, no eres la única, y hay muchas personas que te pueden entender y ayudar. Si tienes twitter busca el hashtag #infertilpandy, será el mejor regalo que puedas hacerte en estos momentos, te aseguro que son la mejor red de apoyo. Y te devuelven la fe en la humanidad, una red solidaria entre desconocidas, desinteresada y llena de cariño y palabras de aliento.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Seguro que me dejo alguna (s), ya iremos actualizando ;)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. :) creo que la más importante es la 10, porque es un gran apoyo que cambia mucho las cosas

      Eliminar